Kimberly Cruz
Fundader

¡Excelente!

Soy una persona abierta a toda las de posibilidades, y estar dando estos talleres me ayuda a pensar muchas de las cosas que tengo que cambiar, además me motiva a analizar mejor muchas otras, para sacar cosas productivas de la nada. Soy muy creativa y en los actividades que nos ponen ¡hago de las mías! : con dibujitos y cosas. Estoy encantada con el proyecto, ¡Deberían de hacer miles así!

¡Gracias por la oportunidad!

¡Muy bueno!

En el primer Taller (Autoconcepto) me sentí un poco incomodo y con pereza porque estaba con personas que no conocía mucho, pero al final del taller mi manera de pensar cambió. Siendo sincero, el segundo taller (Autoestima) me gustó más que el anterior… hay cosas de mí que no conocía mucho, pero comencé a conocerlas y a aceptarme a mí mismo. El tercer taller (Proyecto de vida) me pareció mucho más interesante todavía, porque me motivó. Me siento algo extraño porque empiezo a aceptarme mucho más y también me siento motivado por mi sueño, que tan solo escribiendo esto me emociona pensar en un futuro y lo que puedo hacer si me lo propongo.

¡Estoy muy motivado!

Miguel Martínez
Fundader
Eira González
Fundader

¡Gracias!

Gracias a este Programa he recibido mucho conocimiento de mí misma, porque me ha ayudado a conocerme y a ver mis debilidades, así como todo aquello que debo mejorar como persona para así poder crecer y ser una persona íntegra con valores y virtudes.

La iniciativa que ha tomado Fundader de traer personas capacitadas, con talentos únicos y dones, nos han ayudado mucho ya que estas personas tienen testimonios que nos hablan de su realidad y así nos ayudan a crecer.

Testimonio

Testimonio de nuestra aliada, Rose Reyes, sicóloga, que desarrolló el taller “Haciendo las cosas bien”, sobre sexualidad responsable.

A continuación sus palabras, luego de facilitar uno de los talleres este año: Somos los padres y madres, los adultos, los llamados moral y sicológicamente a ser los maestros principales de nuestros niños y nuestros adolescentes. Entre estos adultos están los docentes en las escuelas, están los referentes dentro de la familia, mamás, papás y otros familiares. Todos estamos llamados a ese propósito de educar e informar.

Yo como mujer, madre, ciudadana, y como sicóloga me he tomado muy en serio ese rol de educar e informar idónea y correctamente desde que estaba en la Universidad.

Gracias a este proyecto de Derechos Humanos y Ciudadanía Responsable, de la Fundación Eduardo Morgan, he podido interactuar en distintos momentos con adolescentes sobre el tema de salud y educación sexual.

Recientemente, este año, en el Colegio Elena CH. del Pinate pude interactuar con ellos de manera sana, lúdica, interactiva, normal, divertida y natural, como debe verse la sexualidad, que es la faceta más significativa del ser humano porque desde que somos concebidos es por un acto sexual. Entonces debe verse de una forma natural, sin morbo, sin doble sentido, sin temor ni miedos ni juicios.

Al finalizar la jornada, una adolescente se me acerca y me pregunta mi nombre y acto seguido me dice que las palabras que había escuchado de mi parte, nunca las iba a olvidar, porque le abrí los ojos de lo que era ella como ser humano como mujer y como adolescente en este momento y como futura profesional. Expresó además que notaba mucha sinceridad y sencillez en mis palabras, y que me agradecía mucho porque no habían tenido a otra persona que les hablara del tema de esa forma. Ella comprendió que su sexualidad era un instrumento que debía ser bien usado.

Sus palabras me llegaron mucho, porque el taller les ha dejado una semilla no solo en ella, quien fue la que se atrevió a hablar sino en el resto de los chicos que estuvieron atentos. Además, en todos los espacios que he tenido con adolescentes, siempre he podido dejar lo mejor de mi en este sentido, porque creo en la educación como un instrumento de vida que permite que los seres humanos cambien su interior y los ayude a ser mejores padres, profesionales y mejores seres humanos.

Por ello, estoy a favor de la educación sexual, para que se cumplan los compromisos ya adquiridos por el país.

Rose Reyes
Fundader